Ya sé que proclamar esto empieza a no ser innovador, pero llevo tanto tiempo comentándolo y todavía, a pesar de las evidencias, muchos me contestan que estoy  equivocado.

Vámonos al origen del tema. Hasta los años 90 teníamos cuatro maneras de comunicarnos internamente en la empresa (reuniones, teléfono, fax, carta). Apareció en los 90 el correo electrónico y pronto se convirtió en el principal medio de comunicación empresarial, por lo menos desde un punto de vista cuantitativo. Permitía básicamente sustituir primero al fax y finalmente también al correo ordinario al poder adjuntar gran cantidad de documentación. Fue un avance importante, pero no cambió sustancialmente la manera de comunicarse; por decirlo de otra manera, no fue disruptivo y encajaba bien en el modelo de empresas de finales de las últimas décadas del siglo: piramidales desde el punto de vista organizativo y en un mundo digital de web 1.0.

Hoy veinte años después, las empresas “modernas” son desde el punto de vista jerárquico planas, persiguen el desarrollo de la inteligencia colectiva y se mueven en un entorno digital de web 2.0.(social). Nos parece todavía que el correo electrónico es la herramienta ideal de colaboración en este tipo de sociedades?  De hecho en este modelo de empresas, lo está dejando de ser: todas están sustituyendo el correo por redes sociales corporativas con diferentes nombres, como intranets sociales… (parece que así cuesta menos vender un aparato que puede usarse para chatear y perder el tiempo…).

Como siempre hay unas empresas que por su ADN innovador se están lanzando primero, habrá otras que esperarán a ver los resultados de aquellas, y finalmente otras cuyos directivos arrancarán con estos conceptos cuando los primeros estén apostando por nuevas formas de comunicación y colaboración (comunicación virtual, hologramas…?).

Resumo a continuación una encuesta realizada 350 empresas de USA después de un año de haber implantado una red social corporativa:

  • 34% reducción en tiempo para encontrar información y expertos
  • 27% reducción en envío de emails
  • 27% reducción en tareas duplicadas
  • 37% incremento en colaboración de proyectos y productividad
  • 30% incremento en la satisfacción de los empleados

2- Para los CIOs en las empresas donde se ha implementado:

  • Les facilita un conjunto de herramientas que impulsan y propagan valor a través de toda empresa.
  • Consiguen Social Business Inteligence (SBI), es decir hacen el análisis de datos mucho más valioso.
  • Soluciona el enigma de la colaboración.
  • Hace que la gestión de la seguridad sea mucho más fácil.
  • Reducción de costes resultado de la reducción del solapamiento de múltiples aplicaciones de negocio.

3- Ventajas para los responsables de Comunicación Corporativa

  • Reemplaza los envíos periódicos de emails y newsletters.
  • Reduce drásticamente las comunicaciones sobre los canales laterales.
  • Permite a los empleados localizar comunicados más fácilmente.
  • Comunicación y colaboración abierta con la gerencia y compañeros sobre la gestión de comunicados corporativos.
  • Facilita el despliegue de Blogs corporativos (Comunicación, RRHH, ventas, dirección, etc), en un contexto social unificado.

4- Para los CEO, con la implantación de una red social corporativa las empresas:

  • Incrementan su productividad: Se hace más fácil colaborar entre los diferentes equipos, localizar conocimiento y aprovechar la inteligencia colectiva.
  • Gestionan la innovación: Se incrementa la innovación promoviendo una cultura de ideas y reduciendo el tiempo que pasa entre las ideas y la oferta final de servicios en que se materializan las ideas.
  • Reducen costes: Se reducen los costes para mantener a los empleados conectados, informados, formados y alineados.
  • Mejoran el clima laboral: Los empleados tienen un espacio común donde pueden conectar con otros perfiles con intereses e inquietudes similares. Se fomenta la cordialidad y el diálogo.