La publicación Dealermarket recoge en su último número un artículo mío sobre la desaparición del e-mail en las empresas y el auge de las redes sociales corporativas. Os invito a leerlo y a comentarlo. redes sociales corporativas